La condición de fibrosis e hipertensión pulmonar que enfrenta el sonero Cano Estremera avanzó al punto de tener como única opción médica un trasplante de pulmón.

Esa es la única alternativa que pudiera darle una mayor expectativa de vida, informó la esposa Yamira Arce en entrevista telefónica.

“La situación es bien difícil porque como no hay tratamiento, ni medicamento para poder arreglar lo que tiene, aquí lo único que hay es el trasplante y punto, y la realidad es que mucho tiempo, tampoco tenemos”, dijo.

Estremera, de 60 años, se encuentra hospitalizado desde el pasado lunes tras descontrolarse la oxigenación. Actualmente se encuentra estable, pero tiene que estar las 24 horas del día con oxígeno y sin poder hablar, porque por menos que hable, pierde oxígeno y en la etapa en que se encuentra, puede ser una complicación. Todo esto ocurre en plena conciencia del salsero.

“Es desesperante y más para él que habla hasta solo. Él le monta conversación a todo el mundo, y yo estoy todo el día mandándolo a callar”.

El intérprete de La boda de ella fue diagnosticado con fibrosis pulmonar hace 10 años. Esta condición es muy común entre los albinos, pues “la mayoría tiene el Síndrome Hermansky-Pudlak (HPS) y eso ataca mucho los pulmones”, explicó Arce, quien junto a su cuñada, cuida del artista.

“En ese momento, cuando se lo diagnostican, como no había medicamentos ni había nada, él sabía lo que iba a pasar, y él tomó como que eso es parte de mi vida, soy albino, no hay remedio”.

Hace tres años surgió para él una esperanza con un medicamento experimental que no cura la condición, pero sí retrasa su avance. Estremera lo tomó rigurosamente hasta el pasado septiembre, cuando el huracán María le alteró el tratamiento.

La falta de comunicación y el retraso el correo postal impidió que tuviera acceso al medicamento, proveniente de Estados Unidos. “Lo que no sabíamos es que una vez comienzas el medicamento, no lo puedes dejar, porque lo que retrasó lo vas a adelantar de momento”.

A pesar de la situación, continuó cumpliendo con sus compromisos musicales. Se presentó en Perú en pleno invierno, en una madrugada en que llovió, y eso le provocó una pulmonía. Aun así se presentó una semana después en Tampa, Florida, donde empeoró.

Llegado a la isla, contó la esposa, lo ingresaron al hospital, donde tuvo otro revés al presentarse la hipertensión pulmonar, lo que agrava la condición de fibrosis.

“La única alternativa que tiene es trasplante de pulmón”, afirmó Arce.

El cantante, en cambio, tuvo cierta resistencia a someterse a un trasplante de pulmón por los riesgos que representa, y porque además conlleva una mudanza a Estados Unidos por un periodo mínimo de un año.

Arce presentó el caso al Jackson Memorial Hospital, en Miami, donde fue trasplantado el cantante José Luis Rodríguez por la misma condición, pero en este caso, le negaron iniciar el proceso.

Según ella, Cano es un paciente de alto riesgo y eso pudiera causar que haya temor por parte de las instituciones hospitalarias a someterlo a ese tipo de cirugía, por problemas de sangrado. Sin embargo, no se rindió con esa primera negativa, y presentó el caso a otro hospital en Gainesville, Florida, de donde espera respuesta lo antes posible.

“Si no tiene un trasplante, Cano se va a morir, es la realidad”.

De pasar dos semanas, y aún no tener una respuesta del hospital, Arce teme que no puedan salir de la isla. “La condición sigue deteriorándose, y ya no podríamos salir. Tendría que ser un avión ambulancia”.

Arce advirtió que no está pidiendo dinero, porque no tiene idea de los costos que esto implicaría. Por ahora pide oración para su esposo, quien se ha emocionado al conocer la preocupación del público por su estado de salud.

“Esto nos cambió la vida”.